La Sanidad en guerras, catastrofes y epidemias

Escrito por humanidadesymedicina 05-12-2014 en Sanidad. Comentarios (0)


El Cuerpo de Sanidad Militar de Saladino

El sultán Saladino, vencedor de los cruzados, y después de su entrada triunfal en Jerusalén, nos va a mostrar la cara más humana, si así cabe, de aquellas trágicas guerras, con multitud de muertos y mutilados. Y es que el célebre sultán y guerrero; ha organizado un autentico servicio de sanidad militar, compuesto por médicos, cirujanos y soldados camilleros. Su misión primaria sería; recorrer los campos de batalla, con el objeto de atender al personal herido y sobre todo a aquel que precisara una cura de urgencia. El sultán, tiene ordenado: no solo curar al guerrero propio, sino también al enemigo. Fuera del combate, el servicio de sanidad, se ocupará, entre otras misiones, de atención a sus pacientes, de vigilar y atender a los prisioneros, a los que se les permitirá la práctica de su religión. También distribuirán víveres, protegerán las peregrinaciones de los cristianos a los lugares sagrados, atendiendo a enfermos y heridos. En caso de guerra; atenderá a la evacuación de ancianos, mujeres y niños, hacía los puertos mediterráneos. Se dio el caso de que los médicos del ejército enemigo, de Ricardo Corazón de León, pudieron visitar a sus guerreros enfermos y heridos, hechos prisioneros. Es la primera señal de la neutralidad de la medicina en las contiendas. Va a nacer con este caballero del Islam, la media luna roja, que unida a la cruz de Malta de la Orden de San Juan de Jerusalén, tanto alivio proporcionaron en el  marco horrendo de los ensangrentados combates.

BIBLIOGRAFÍA

MASOLIVER, J.R. GARCÍA, M. El diario de la Medicina. Luis de Caralt, 1963. Impreso en España